Incesto: Follándome a mi hermana.

Quiero contarles un secreto que he tenido guardado por años y me avergüenza un poco pero al mismo tiempo me hace revivir esos momentos que disfrute al máximo durante años y sigo recordando como sentía quemarme por dentro de tanto deseo sexual que sentía por mi hermana y les contare como termine teniendo sexo con ella o mas bien como abuse sexualmente de ella.

Todo comenzó cuando yo tenia 18 años y mis hormonas estaban como locas pidiendo a gritos sexo y mas sexo, me masturbaba diario varias veces al día, solo buscaba estar solo para masturbarme en mi cuarto o en el baño, lo hice de muchas formas con saliva con jabón cremas y varias cosas, pero lo que me funciono mejor haciéndome sentir el máximo placer fue que un día entre al baño a masturbarme y buscando algo para hacerlo encontré unas pantaletas de mi hermana, en la casa solo había un baño y creo que se le olvidaron después de bañarse por que no estaban limpias, tenían un olorcito a coño bien rico que me paro la verga instantáneamente y me hice la mejor puñeta que hasta ese día había sentido.
Desde ese día buscaba en la ropa sucia sus pantaletas o brasieres para masturbarme y nació en mi unas ganas de cogerme a mi hermana que es 2 años mayor, me las arreglaba para verla en su cuarto por un hoyo que hice con una navaja en la pared que dividía nuestros cuartos y que era de un material como madera delgada y suave que le nombran triplay, lo cubría con un cuadro y bastaba quitarlo para verla como se desnudaba para cambiarse o ponerse bata para dormir, también la vi ponerse toallas femeninas y con esas también me masturbaba.
Después eran mas las ganas que me las arregle para verla cuando se bañaba con ayuda de espejos y agujeros pequeños en la pared, era inevitable verla solo esperaba a que llegara de la escuela para que comenzara el show y los chorros de semen salían de mi verga disparados. Pasaron meses y era lo mismo diario hasta que hice un plan para cogermela debería ser perfecto así que lo pensé muy bien y por fin tenia un buen plan.
Me gustaba entrenar box iba casi diario desde hacia 4 meses, me ayudaba a quemar energía y a olvidarme un rato de mi hermana, que por cierto es 2 años mayor que yo pero muy ingenua en lo del sexo y era virgen aun. Puse en marcha mi plan así que entrenaba en casa y hacia ejercicio para ver si a ella le interesaba y así fue, un día me dijo que le enseñara algunos golpes para saber defenderse y también quería hacer ejercicio yo le dije que le enseñaría a defenderse pero tendría que hacer todo lo que le dijera sin quejarse por que no creía que aguantara mucho y se pondría a llorar, eso le dolió así que me dijo que haría todo lo que le dijera y que aguantaría mas de lo que creía. Le enseñe un poco ese día y le dije que al día siguiente iríamos al gimnasio a entrenar allá y estuvo de acuerdo, así que al siguiente día fuimos al gimnasio, le dije que iríamos en bicicleta para hacer mas ejercicio y así fuimos.
La puse a tirar muchos golpes y a que hiciera pesas, mi plan era rendirla de cansancio así que saliendo la lleve a dar una gran vuelta por la ciudad en las bicicletas, todo era parte del plan y debía quedar agotada. comenzó a oscurecer y regresamos a la casa rápido y llegamos cansadísimos, les dije a mis papas que lo había hecho bien y que habíamos quedado en la mañana ir a correr al parque, ella se metió a bañar primero, fue excitante verla sudada. Ya después platicamos de lo que le esperaba al día siguiente y le decía que se arrepentiría pronto a lo que me contesto que no la conocía que cuando se proponía algo lo lograba, le dije que eso veríamos.
Fui a la cocina y me serví cereal mientras platicábamos y veíamos televisión, mis papas se fueron a dormir y ella se sirvió también un plato de cereal y seguimos platicando, me dijo que iría a la cocina por un plátano y que si quería yo también, le conteste que si y en cuanto se retiro un poco le puse en su plato varias pastillas molidas para dormir que tenia listas en mi bolsa ( existen muchas pastillas para dormir que no tienen ningún sabor, no digo nombres pero las que le puse hasta se siente fresco en la boca si las mastican) así que ya no había marcha atrás la mayor parte del plan estaba hecha a la perfección, le puso el plátano al cereal y se lo termino.
Fingí tener sueño y le dije que temprano iríamos a correr así que se fue a su cuarto y yo estaba que echaba fuego por la verga solo faltaba lo mejor de todo. Espere 1 hora y fui a su cuarto, entre despacio sin hacer ruido, pensé decirle si despertaba que había escuchado ruidos y veía si estaban bien todos, la moví mientras le decía despacio que despertara y no respondía, así que la moví fuerte y la pellizque despacio y no se movió nada, así que todo comenzó y fui tocándola despacio, le desabroche la bata y le bese los senos, era toda para mi así que fui lento chupándole todo su cuerpo, llegue al coñito virgen y se lo mame bastante y bien rico que sabia, de tanto que se lo mame le deje mojado el bello pubico, así que puse mi camiseta bajo sus nalgas, después busque una crema y se la puse en la entrada del coño, me puse sobre ella en posición de misionero y con el brazo le levante la pierna izquierda, puse mi verga en la entrada del coño y despacito fui presionando gradualmente hasta que por fin comenzó a entrar, se la metí poco a poco sin prisa, debería ser cauteloso para no lastimarla y cuando se la metí hasta el fondo sentí que me moría dentro de ella, era muy apretado y sabroso su coño, mi verga estaba calientísima comencé levemente a sacarla y meterla sintiendo morir de placer, me puse un condón lubricado y ahora entraba mas fácil así que fui mas rápido metiéndola y sacándola, era mucho el placer que solo en unos minutos estaba en el clímax a punto de eyacular un gran chorro de espeso semen, comencé a venirme con un enorme placer y también un poco de dolor en la verga y el vientre hasta que termine, seguí metiendo y sacándola hasta que se me puso la verga flácida.
Todo había terminado, la limpie y seque muy bien con papel higiénico, quite todo rastro de saliva y crema de su coño metiéndole el dedo y limpiándolo hasta que no quedo rastro de nada, solo mi camiseta olía a todo lo que había sido lo máximo para mí. Le puse su ropa interior y su bata nuevamente como estaba y salí despacio hacia el baño, eche los papeles y el condón y le baje al baño, todo desapareció menos la satisfacción que tenia pero también me estaba entrando remordimiento y miedo, pensaba que tal vez despertó en algún momento y se quedo inmóvil por miedo o tal vez se daría cuenta de que ya no era virgen y sospecharía, creí haberlo planeado muy bien pero no podía evitar sentir miedo de ser descubierto y casi no dormí por la incertidumbre.
Al amanecer estaba desesperado así que me salí a correr yo solo con mucho miedo y pensaba que al volver todo se habría descubierto y mis papas me correrían de la casa o peor que me acusarían de violación y me encarcelarían, me sentía muy mal y culpable por lo que hice, quería volver el tiempo y no hacer lo que hice. Regrese a la casa con mucho miedo y ahí estaban mis papas, en cuanto me vieron me preguntaron por mi hermana y les dije que sabia que no aguantaría el ejercicio y no se levantaría temprano así que fui a correr solo, desayune algo y ahora el miedo era otro, que se me hubiera pasado la mano con las pastillas y que estuviera muerta o afectada por sobredosis, me encerré en mi cuarto y llore de miedo y angustia , alrededor de las 9 de la mañana mi hermana salio de su cuarto y me tranquilice un poco pero faltaba saber si se dio cuenta de lo que paso, salio quejándose y caminaba con dificultad me quede helado y pálido, volteo a verme y me dijo que estaba muy dolorida por tanto ejercicio, entre risas decía me duele todo no vuelvo a hacer ejercicio, mis papas se rieron y yo también respire aliviado por que ahora si podía decir que todo salio perfecto! le dolían los brazos por tirar tantos golpes y las piernas por pedalear tanto y si le dolía la concha pensaría que era por montar bicicleta.
Estuvimos riéndonos de ella un rato y después de puro gusto me metí a mi cuarto a hacerme una gran puñeta, la ultima por mi hermana ya que estuve tan asustado que decidí en ese momento seria la ultima vez que la veía desnuda y me masturbaba por ella, desde ese día me porte bien con ella y aun me siento con remordimiento. Creen que pude cumplir mi promesa? pues tienen razón, no lo hice y de manera muy ocasional la veía desnuda y recordando aquellos bellos momentos me hacia una puñeta leve, ya no vivía obsesionado con ella, solo cuando recordaba con gusto aquella noche en que me cogi a mi dulce e ingenua hermanita, ahora los 2 estamos separados estudiando en diferentes universidades.